Puertas enchapadas


Puertas enchapadas





En la actualidad las fábricas realizan de forma mecánica, automatizada  y en serie los paneles internos de las puertas denominadas “puertas placas” para luego aplicarles láminas de maderas terciadas con enchapado de distintas variedades de coberturas.

Los paneles internos que les dan solidez a las puertas son los denominados “panel de abejas” que impide que los tableros se deformen, se achiquen o se dilaten otorgándole a las puertas una conformación y terminación  perfecta.

Los enchapados de las puertas internas se pueden realizar en láminas de maderas de cedro, caoba, nogal, cerezo, fresno, roble, paraíso, teka, haya, incienso, sabugueiro, secoya y otras variedades más.

Hay puertas internas que muchas veces tienen enchapados de laminados plásticos que imitan a las maderas con las ventajas que no necesitan ser pintados o laqueados por tener brillo natural. Las puertas enchapadas pueden sobre pedido tener un enchapado diferente en ambas caras para que combinen con los colores de los muebles que estén en los espacios.