Puertas macizas


Puertas macizas





Las puertas macizas suelen estar instaladas en las entradas de las viviendas por estética y por seguridad. Hay puertas macizas realizadas con gruesas tablas ensambladas entre sí con refuerzos de bulones de acero que aseguran travesaños internos. Otro de los diseños de las puertas macizas está realizado con tablas cruzadas formando cuadrados en cuyo interior se colocan placas de madera talladas a mano.

Las puertas macizas de estilo son comunes en las viviendas clásicas rústicas o de campiña donde los muros suelen ser de piedras naturales irregulares como eje central de la decoración arquitectónica.

Cuando se opta por las puertas macizas pesadas hay que tener en cuenta que las ventanas que estén dentro del mismo espacio tienen que tener la misma sintonía para no quedar quebrada la armonía estética. Las puertas macizas –la mayoría de las veces– tienen aplicadas  lacas trasparentes para que las maderas utilizadas luzcan con todo su esplendor.

Puertas macizas